Speech in 360°

Selecciona automáticamente la dirección de la palabra y la transfiere al otro oído, lo que mejora la inteligibilidad verbal sin necesidad de mirar al orador. Incluso con una relación señal/ruido (SNR) de –10 dB, se consigue un 80 % de inteligibilidad verbal.